InicioLibros sobre mantenimientoContactoEnlaces interesantesCursos de mantenimientoInformación legal

General:

Inicio

Tipos de mantenimiento

Artículos sobre mantenimiento

GMAO: Software de mto

Mantenimiento programado

Elaboración del plan de mantenimiento

El presupuesto de mantenimiento

¿Qué es RCM?

¿Qué es TPM?

Gestión del mantenimiento correctivo

Mantenimiento predictivo

Gestión del repuesto

Herramientas habituales

Recursos humanos en mantenimiento

Informes de mantenimiento

Contratos de mantenimiento

Auditorias de mantenimiento

Zonas ATEX

Plantas de cogeneracion


contacto


telefono renovetec


¿Necesitas información? Escríbenos solicitándonos la información técnica que estés buscando

email renovetec


Visita

logo atex

Otras páginas interesantes:


www.cicloscombinados.com

www.turbinadevapor.es


www.centralestermosolares.com

www.calorifugado.es

www.otsi.com.es

www.renovetecingenieria.com

www.energiza.org


www.operacionymantenimiento.com

www.solarthermalpowerplant.com

www.controlquimico.es

www.plantasdecogeneracion.com

www.plantasdebiomasa.net

www.mantenimientoindustrial.renovetec.com

www.mantenimientolegal.es
 
www.gestionfinanciera.org

www.motoresdegas.com

www.cicloaguavapor.com

www.turbinasdegas.com

www.turbinasdevapor.com



(c) RENOVE TECNOLOGIA 2012 Todos los derechos reservados
. Prohibida la reproducción y uso de fotografías, gráficos o textos de este sitio web sin la autorización expresa y por escrito del propietario de los derechos de autor


¿qué es rcm?



RCM o Reliability Centred Maintenance, (Mantenimiento Centrado en Fiabilidad/Confiabilidad) es una técnica más dentro de las posibles para elaborar un plan de mantenimiento en una planta industrial y que presenta algunas ventajas importantes sobre otras técnicas. Inicialmente fue desarrollada para el sector de aviación, donde los altos costes derivados de la sustitución sistemática de piezas amenazaba la rentabilidad de las compañías aéreas. Posteriormente fue trasladada al campo industrial, después de comprobarse los excelentes resultados que había dado en el campo aeronáutico.
refineria
Fue documentado por primera vez en un reporte escrito por F.S. Nowlan y H.F. Heap y publicado por el Departamento de Defensa de los Estados Unidos de América en 1978. Desde entonces, el RCM ha sido usado para ayudar a formular estrategias de gestión de activos físicos en prácticamente todas las áreas de la actividad humana organizada, y en prácticamente todos los países industrializados del mundo. Este proceso definido por Nowlan y Heap ha servido de base para varios documentos de aplicación en los cuales el proceso RCM ha sido desarrollado y refinado en los años siguientes. Muchos de estos documentos conservan los elementos clave del proceso original. Sin embargo el uso extendido del nombre “RCM” ha llevado al surgimiento de un gran número de metodologías de análisis de fallos que difieren significativamente del original, pero que sus autores también llaman “RCM”. Muchos de estos otros procesos fallan en alcanzar los objetivos de Nowlan y Heap, y algunos son incluso contraproducentes. En general tratan de abreviar y resumir el proceso, lo que lleva en algunos casos a desnaturalizarlo completamente

Como resultado de la demanda internacional por una norma que establezca unos criterios mínimos para que un proceso de análisis de fallos pueda ser llamado “RCM” surgió en 1999 la norma SAE JA 1011 y en el año 2002 la norma SAE JA 1012. No intentan ser un manual ni una guía de procedimientos, sino que simplemente establecen, como se ha dicho, unos criterios que debe satisfacer una metodología para que pueda llamarse RCM. Ambas normas se pueden conseguir en la dirección www.sae.org

La metodología descrita en estos artículos de adapta a esta normas.

  1. Qué es RCM
  2. El objetivo del RCM
  3. Un problema de enfoque: ¿RCM aplicado a equipos críticos o a toda la planta?
  4. Fase 0: Listado y codificación de equipos
  5. Fase 1: Listado de funciones y sus especificaciones
  6. Fase 2: Determinación de fallos funcionales y fallos técnicos
  7. Fase 3: Determinación de los modos de fallo
  8. Fase 4: Estudio de las consecuencias de los fallos. Criticidad
  9. Fase 5: Determinación de las medidas preventivas
  10. Fase 6: Agrupación de las medidas preventivas
  11. Fase 7: Puesta en marcha de las medidas preventivas
  12. Diferencias entre un plan de mantenimiento inicial y uno basado en RCM