InicioLibros sobre mantenimientoContactoEnlaces interesantesCursos de mantenimientoInformación legal

General:

Inicio

Tipos de mantenimiento

Artículos sobre mantenimiento

GMAO: Software de mto

Mantenimiento programado

Elaboración del plan de mantenimiento

El presupuesto de mantenimiento

¿Qué es RCM?

¿Qué es TPM?

Gestión del mantenimiento correctivo

Mantenimiento predictivo

Gestión del repuesto

Herramientas habituales

Recursos humanos en mantenimiento

Informes de mantenimiento

Contratos de mantenimiento

Auditorias de mantenimiento

Zonas ATEX

Plantas de cogeneracion


contacto


telefono renovetec


¿Necesitas información? Escríbenos solicitándonos la información técnica que estés buscando

email renovetec


Visita

logo atex

Otras páginas interesantes:


www.cicloscombinados.com

www.turbinadevapor.es


www.centralestermosolares.com

www.calorifugado.es

www.otsi.com.es

www.renovetecingenieria.com

www.energiza.org


www.operacionymantenimiento.com

www.solarthermalpowerplant.com

www.controlquimico.es

www.plantasdecogeneracion.com

www.plantasdebiomasa.net

www.mantenimientoindustrial.renovetec.com

www.mantenimientolegal.es
 
www.gestionfinanciera.org

www.motoresdegas.com

www.cicloaguavapor.com

www.turbinasdegas.com

www.turbinasdevapor.com



(c) RENOVE TECNOLOGIA 2012 Todos los derechos reservados
. Prohibida la reproducción y uso de fotografías, gráficos o textos de este sitio web sin la autorización expresa y por escrito del propietario de los derechos de autor

Ejemplo de plan de mantenimiento



Un plan de mantenimiento programado no es más que el conjunto de gamas de mantenimiento elaboradas para atender una instalación. Este plan contiene todas las tareas necesarias para prevenir los principales fallos que puede tener la instalación. Es importante entender bien esos dos conceptos: que el plan de mantenimiento es un conjunto de tareas de mantenimiento agrupados en gamas, y que el objetivo de este plan es evitar determinadas averías

Los técnicos que tienen que abordar el trabajo de realizar un plan de mantenimiento en ocasiones se encuentran sin un modelo o una base de referencia. Este artículo trata de ofrecer al lector un modelo posible, que puede ser modificado y mejorado a voluntad de quien realiza el trabajo.

Por: Santiago García Garrido


Información que debe tener una gama de mantenimiento

Una gama de mantenimiento es una lista de tareas a realizar en un equipo, en una instalación, en un sistema o incluso en una planta completa. La información básica que debería tener una gama de mantenimiento es la siguiente:


 
Las tareas se agrupan en gamas siguiendo alguna característica común a todas las que la integran. Así, existen gamas por frecuencia (gamas diarias, gamas mensuales, gamas anuales, etc.) o por especialidad (gamas de operación, gamas mecánicas, gamas eléctricas, gamas predictivas, etc).

Gamas  diarias

Las gamas o rutas diarias contienen tareas que se realizan fácilmente. La mayor parte de ellas se refieren a controles visuales (ruidos y vibraciones extrañas, control visual de fugas), mediciones (tomas de datos, control de determinados parámetros) y pequeños trabajos de limpieza y/o engrase. En general, todas las tareas pueden hacerse con los equipos en marcha. Son la base de un buen mantenimiento preventivo, y permiten ‘llevar al día’ la planta. Es además, la parte de trabajo de mantenimiento más fácilmente trasladable al personal de producción (o de operación), y que por tanto mejor puede integrarse en un TPM.

Por la gran cantidad de papel que generan (el 90% del total al cabo de un año), no es conveniente que estén en el sistema informático de Gestión de Mantenimiento Asistido por Ordenador. Es más práctico generar las hojas de ruta manualmente. Si se generaran a partir del sistema informático habría que completar todo el ciclo de una O.T. (apertura, aprobación, carga de datos, cierre, aprobación del cierre, etc.); todo este esfuerzo no está justificado, pues genera demasiado trabajo burocrático que no añade ningún valor.

 Tras la realización de todas las rutas diarias es conveniente rellenar un Parte de Incidencias, en el que se reflejen todas las anomalías observadas en la planta. A partir de ese parte, una persona autorizada (un mando intermedio de mantenimiento) o el propio operario encargado de realizar las rutas debe generar tantas Órdenes de Trabajo como anomalías haya encontrado.

 
EJEMPLO 1 GAMA DIARIA DE LA ZONA 1100 DE UNA PLANTA QUIMICA

GAMA1



GAMA2



Gamas  semanales y mensuales
Las gamas semanales y mensuales contemplan tareas más complicadas, que no está justificado realizar a diario. Implican en algunos casos desmontajes, paradas de equipos o tomas de datos más laboriosas. Es el caso de limpiezas interiores que necesiten del desmontaje de determinados elementos, o medidas del consumo de un motor (medida de intensidad) en cuadros de acceso complicado, etc. También incluyen tareas que no se justifica realizar a diario, como los engrases.

EJEMPLO 3.4 EJEMPLO DE GAMA MENSUAL DE LA ZONA 1100 DE UNA PLANTA QUIMICA

GAMA3



Gamas anuales

Suponen en algunos casos una revisión completa del equipo (Overhaul), y en otros, la realización de una serie de tareas que no se justifica realizar con una periodicidad menor. Es el caso de cambios de rodamientos, limpieza interior de una bomba, medición de espesores en depósitos, equilibrado de aspas de un ventilador, por citar algunos ejemplos. Siempre suponen la parada del equipo durante varios días, por lo que es necesario estudiar el momento más adecuado para realizarlo.

EJEMPLO 3.5 GAMA ANUAL DE LA ZONA 1100 DE UNA PLANTA QUIMICA

GAMA4

Informes tras la realización de gamas y rutas

La realización de Gamas y Rutas de Mantenimiento debe ser completada con la redacción de un informe en el que se detallen todas las anomalías encontradas y todas las reparaciones que se han efectuado o que son necesarios.

Es conveniente recoger todas las incidencias encontradas en la realización de todas las rutas diarias en un único informe, que puede denominarse Parte de Incidencias. En él se deben detallar todos los parámetros observados fuera de rango, todas las observaciones referentes a fugas, vibraciones y ruidos anómalos, y todas las observaciones que se consideren de interés. Posteriormente, una persona autorizada debe revisar este Parte de Incidencias y emitir tantas Órdenes de Trabajo como anomalías se hayan detectado.

La redacción del informe, la emisión de las Órdenes de Trabajo y su seguimiento son tareas tan importantes que si no se realiza en es inútil poner en marcha estas rutas diarias. Sus principales objetivos son dos: por un lado, detectar anomalías en una fase inicial, cuando todavía no han supuesto un grave problema, y por otro, conocer en todo momento el estado de la planta.

 Muchas de las Órdenes que se emitan no estarán resueltas al realizar la siguiente ruta diaria siguiente, por lo que queda la duda de si es necesario consignar en cada ruta diaria todas las anomalías que se encuentren o tan solo las fallas nuevas no detectadas en inspecciones anteriores. Una solución práctica puede ser consignar tan solo las nuevas anomalías, pero un día a la semana consignarlas todas, indicando de cuales se ha emitido ya Orden de Trabajo (y fecha de emisión) y de cuales se emite en ese momento. Por ejemplo, si se toma la decisión de anotar todos los lunes todas las fallas que se encuentren y reflejarlas en el informe de incidencias, si un jueves queremos revisar el estado de la planta bastará con tomar el informe del lunes anterior e incluir las aparecidas en la semana.